Distribuir contenido

XV Jornada Corpolinguagem. VII Encuentro Outrarte

II Jornada de Investigación: Formación de la Clínica Psicoanalítica en el Uruguay

 

Acceda al sitio web del evento

 

La actividad se realizará 6, 7, 8 y 9 de octubre de 2015 en nuestra Facultad, con los siguiente ejes:

  1. Historia/ histeria: poesía del inconsciente, traducción
  2. Escribir la verdad: política, derechos humanos, filosofía
  3. Escribir el caso clínico: historicidad, clínica, narrativa
  4. Historicización y objeto a
  5. Literatura, ficción, artes plásticas
  6. Historicidad, enseñanza, psicoanálisis

 

En 2015, el Centro de Pesquisa Outrarte se propone interrogar la historia/ histeria, la poesía con la cual se hace la historia.

En el seminario 3, Lacan dice que la obra de Freud está llena de enigmas, de “piedras de espera”, que la relectura de sus textos siempre traen algo más, diferente de lo esperado. La historicidad es una de esas piedras de espera.

Cuando afirma que el sujeto del psicoanálisis es el sujeto cartesiano del cogito, Lacan inscribe al psicoanálisis como un saber moderno, abriendo espacio a la cuestión de la historicidad. Sin embargo, cuando buscamos su inscripción en los textos psicoanalíticos, la historicidad parece difractarse, dividirse, fragmentarse en una multiplicidad de términos: en la rememoración – el propio terreno de partida del psicoanálisis -, en la regresión y en la repetición; en la representación y en el representante-de-la-representación; en la interpretación y en la construcción; en la distinción freudiana entre acontecimiento histórico y verdad histórica, presente en el Moisés; en las escansiones del tiempo lógico y en los tiempos de la estructura; en la narrativa, en el mito, en la novela, en la “pequeña historia” del sujeto.

El punto de fragmentación, de división, es el inconsciente. Lacan inventaba la etimología – la historicidad – de las palabras a partir de las vecindades homofónicas – historia, histeria…-, como formaciones del inconsciente. La poesía difracta el lenguaje, y la historicidad se escribe con fragmentos, con piedras de espera, letras inscriptas en una lógica de la escansión y de la anticipación:

El hecho de que [Freud] haya enunciado la palabra inconsciente no es nada más que la poesía con la cual se hace la historia. Pero la historia, como lo digo algunas veces, la historia es la histeria. Freud, si experimentó seguramente lo que es de la histérica, si fantaseó en torno a la histérica, eso no es evidentemente más que un hecho de historia.
Marx era igualmente un poeta, un poeta que tiene la ventaja de haber logrado hacer un movimiento político. Por otra parte, si califica a su materialismo de histórico, eso no carece ciertamente de intención. El materialismo histórico es lo que se encarna en la historia. (Lacan, El momento de concluir, clase del 20/12/1977).

Existen varias formas de contar, narrar, relatar una historia. Y hay formas y formas de iluminar o alienar un texto por el habla, “pero la historia de lo humano prosigue en el texto” (Lacan, La ética del psicoanálisis, clase del 4 de mayo de 1960).

El caso clínico constituye el género discursivo privilegiado para la transmisión del/ en el psicoanálisis, y es la unidad mínima que caracteriza su método de investigación. En ese sentido, cabe preguntar: ¿podemos hacer de la escritura del caso clínico la encrucijada, el punto de cruzamiento entre estos fragmentos constitutivos de la historicidad?

Por más información: ACCEDA AL SITIO WEB DEL EVENTO (aquí)

e-mail: xvoutrarte@gmail.com