Por público

  • Información para Futuros Estudiantes
  • Información para Estudiantes de Grado
  • Información para estudiantes de posgrado
  • Información para Graduados
  • Información para Docentes
  • Información para Funcionarios

Distribuir contenido

"Policías son más propensos a maltratar a sus parejas, según estudio de la Facultad de Psicología"

Imagen: 
"Policías son más propensos a maltratar a sus parejas, según estudio de la Facultad de Psicología"
Temática: 
Violencia de género
Medio: 
El Observador
Fecha: 
Lun, 15/05/2017
FUENTE: 
http://www.elobservador.com.uy/policias-son-mas-propensos-maltratar-sus-parejas-segun-estudio-la-facultad-psicologia-n1071495

El entrenamiento, el arma y el peso de la cultura policial influyen en las conductas violentas

 

Un estudio de la Facultad de Psicología de la Universidad de la República (UdelaR) analizó el vínculo entre ser policía y la violencia doméstica. Según el informe, los uniformados son más propensos a maltratar a sus parejas a raíz de la "íntima relación entre los fundamentos ideológicos del instituto policial y los formatos de una masculinidad hegemónica".

En Estados Unidos, por ejemplo, las denuncias por violencia doméstica entre los policías son el 40%. En el resto de la población, el 10% de los hombres tienen denuncias por violencia doméstica. "Los policías abusadores difieren de otros abusadores solo en que aquellos son más difíciles y peligrosos", señala el estudio. El entrenamiento, el arma y el "peso de la cultura policial" hace que los funcionarios puedan tener conductas más violentas que otros hombres, agrega.

Del informe realizado por la Facultad de Psicología se deprende que el 94% de los agresores atendidos en Uruguay son funcionarios policiales de los grados más bajos del escalafón.

 

En ese sentido, la cultura policial es una manera de pensar que tienen los uniformados -según el estudio- que incluye visiones negativas de los ciudadanos comunes, perspectivas favorables al uso de tácticas policiales agresivas y un agotamiento emocional que puede derivar en conductas autoritarias y desbordes de violencia. "El policía inteligente no pega, abofetea, patea o estrangula a su pareja. No es necesario. Ellos ejercen su poder y control a través de la intimidación", afirma el texto.

El estudio incluyó entrevistas a policías. Con respecto a los motivos por los que maltrataban a sus parejas, los uniformados respondieron que la sospecha o la infidelidad de la mujer era un detonante. Además, la transgresión de mandatos de género por parte de las denunciantes (como el cuidado de los hijos o las tareas del hogar) fue un elemento justificador de la violencia ejercida.