Por público

  • Información para Futuros Estudiantes
  • Información para Estudiantes de Grado
  • Información para estudiantes de posgrado
  • Información para Graduados
  • Información para Docentes
  • Información para Funcionarios

Distribuir contenido

Presupuesto. Optimismo por mejoras en el Senado

Imagen/Afiche: 
Delegación de la Udelar visita el parlamento. Foto: Richard Paiva-UCUR

«Confío en que ya sea por el sistema de redistribución, o de incrementar un poco los gastos generales, haya efectivamente un crecimiento» del presupuesto asignado a la Udelar en 2016 y 2017, dijo este miércoles el rector Roberto Markarian tras comparecer en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de la Cámara de Senadores.

En la delegación también participaron los cuatro prorrectores de la Udelar, algunos decanos, representantes de los colectivos de estudiantes, docentes y graduados, y funcionarios de los sectores financiero y de planeamiento. El rector destacó el «buen espíritu tanto entre los senadores del partido de gobierno como entre los de la oposición», y contó que la pregunta recurrente apuntaba a saber «cuál era el mínimo en relación a lo que proyectamos originalmente». Si bien se respondió que la Universidad necesita lo que pidió, ante la insistencia hubo que concentrarse en «puntos donde estamos más necesitados». En rueda de prensa Markarian se refirió a la «creación de cargos para mantener la relación de horas docentes con el número de estudiantes que ha tenido un pico en el año anterior». Para mantener el porcentaje en 2017 se precisan 240 millones de pesos, y para el año próximo una cifra un poco menor.

También se necesita más dinero para mantener la capacidad de gastos e inversiones, «un monto que está congelado desde hace cinco años», recordó, «mientras los precios de los insumos básicos de la institución han aumentado entre el 40 y 70%». Para esto se pide duplicar los 25 millones de pesos para cada rubro votados oportunamente por la Cámara de Diputados. La Udelar pidió además «incrementar un poco las partidas destinadas a satisfacer el incremento estudiantil», lo que implica duplicar los $ 100 millones otorgados por la Cámara de Diputados. «Todo sumado representa un incremento para el año que viene del orden de $ 150 millones de pesos».

El rector fue consultado también sobre el Hospital de Clínicas (HC) y la resolución de este martes del Consejo Directivo Central (CDC) en el sentido de «afinar la propuesta de utilización del edificio actual para tener un hospital moderno», y de encomendarle la formación de un equipo técnico para financiar una obra cuyo porte, recordó «se calcula en más de U$S 100 millones». Markarian explicó que «afinar» significa «tener los planos, el tamaño de cada piso, cómo será la distribución, cuántos pisos quedarían libres». Respecto del financiamiento aseguró que la Udelar no tiene posición tomada. «Lo que está resuelto y debe firmarse la semana próxima es un acuerdo con el Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de Economía, para estudiar conjuntamente cuáles son y cómo se financian las obras que permitan que el sistema público de salud del país mejore radicalmente con un excelente Hospital de Clínicas». Sobre las fórmulas de financiamiento dijo que abarcan «desde la presupuestal -que en la actual propuesta está prácticamente descartada-, formas de fideicomiso, préstamos con bancos extranjeros como los que se utilizaron en las obras de la Facultad de Ciencias, o esta nueva que el país se ha dado de la participación pública y privada (PPP) que está pensada para financiar obras de gran porte».

El rector reconoció que esa posibilidad «ha sido rechazada» por los trabajadores del HC, e insistió en que al contrario de algunos rumores, «la institución como tal aun no ha tomado resolución». Además, señaló que no se pueden «aceptar condicionamientos» que no aseguren «la conducción del HC» a «la Universidad de la República y a la Facultad de Medicina en particular». En este sentido, «cualquier fórmula que avanzara debe ser con el máximo respeto de la conducción por parte de la Universidad, y por tanto del país de la ejecutoría de un gran hospital como es el HC». Markarian descartó que la fórmula que se encuentre sea a disgusto de los trabajadores. «Se trata de discutir y de mostrar que las fórmulas que se decidan son acordes con la pertenencia a la Universidad, de gobierno autonómico y participativo, principios que tenemos todos, en primer lugar el Consejo Central y la persona que está hablando, que es el rector de la Universidad».

Para llegar a la sala «Paulina Luisi» del edificio anexo, donde se desarrolló la reunión, la delegación atravesó una intervención universitaria con la consigna «Retacear los recursos de la Universidad es debilitar el futuro del país». La demostración formó parte de una campaña de videos en redes sociales inspirada en el jenga, un juego de habilidad física y mental en el que los participantes, utilizando dos dedos, van retirando bloques de madera de una torre evitando que caiga. Según la campaña, el jenga se parece con el presupuesto que cada cinco años el Poder Ejecutivo primero y luego el Legislativo asignan a la Universidad: «si la torre representa el total de los recursos solicitados y cada bloque un rubro –por ejemplo becas estudiantiles, más docentes, nuevos edificios, un mejor Hospital de Clínicas, salarios, carreras sin cupos, etc.-, la remoción de piezas irá desequilibrando la estructura poniendo en riesgo su estabilidad».

>> Vea presentación ante la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Senadores

FUENTE: http://www.universidad.edu.uy/prensa/renderItem/itemId/38208/refererPageId/12

 

 

Publicado en: