Pasar al contenido principal

Loading...

NOTICIAS

"Denuncias por 'cuentos del tío' se triplicaron: consejos para evitar caer en la trampa"

Imagen
Temática
Adultos mayores
Medio
El Observador
Medio
Medio digital
Fecha
FUENTE
https://www.elobservador.com.uy/nota/se-dispararon-las-denuncias-por-cuentos-del-tio-consejos-para-evitar-caer-en-la-trampa-2020729104835

Se realizará una campaña de concientización del delito con mensajes dirigidos a las víctimas y sus familiares

-Hola abuela.
-Hola, Diego. ¿Cómo estás?
-Mal, secuestraron a mi novia. Dos tipos se la llevaron en un auto, me llamaron, que tengo que darles US$ 10.000 para que la liberen.
-¡No puede ser! ¿Cómo pasó?
-No sé, fue en la calle, cerca de casa, estaba conmigo y no pude hacer nada. Abuela, ¿vos tenés algún ahorro que me puedas dar? Es de vida o muerte.
-Sí, algo tengo. ¿Venís a buscarlo?
-Dejalo en la puerta del edificio, van a pasar los tipos. Avisame cuando lo dejes, así cuando me llamen les digo y la liberan. Gracias, abuela.
-Busco los dólares y bajo.

La señora de 87 años cortó la llamada, dejó los US$ 10.000 atrás de una maceta en la entrada de su edificio en el barrio Pocitos, subió a su casa y le avisó a la persona que la llamó. Al rato buscó el teléfono de su nieto en la agenda, lo llamó y le preguntó qué había pasado con su novia. El joven no entendía de qué le estaba hablando su abuela y a los minutos comprendió: fue víctima de una estafa.

Este tipo de delitos ocurren desde hace varios años aunque en determinados períodos se intensifican. En estos meses, a raíz de la pandemia del coronavirus, muchas personas mayores fueron víctimas de estafadores que las engañan con el famoso "cuento del tío" para probarles grandes cantidades de dinero.

Según los últimos datos divulgados por la Fiscalía General de la Nación, hay más de 2.650 denuncias desde que comenzó a aplicarse el nuevo Código del Proceso Penal (CPP) y en los últimos cuatro meses hubo 374% más.

La modalidad de llamar al adulto, hacerse pasar por un familiar y alertar de un secuestro no es la única que utilizan estos delincuentes. En ocasiones se advierte a la persona que deberá cambiar los dólares antes que queden sin efecto. Concurre un supuesto contador en representación de un banco y la víctima entrega sus ahorros, como le ocurrió a una anciana de 92 años este martes. En este caso el estafador se llevó US$ 52.000.

Según la información que manejan las autoridades, detrás de las estafas opera una banda de delincuentes argentinos que reclutan a uruguayos para realizar las operaciones. También se maneja la actividad desde la cárcel.

La Fiscalía junto con el Ministerio del Interior, el Banco de Previsión Social Inmayores, la Facultad de Psicología, el Ministerio de Salud Pública, la Secretaría de las Personas Adultas Mayores de la Intendencia de Montevideo y de la Unidad de Víctimas de Fiscalía trabajan de forma conjunta para crear una campaña de bien público para visibilizar este delito.

En rueda de prensa semanas atrás, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, explicó cuál es el perfil de las víctimas. "Son adultos mayores autónomos, en general viven en barrios como Punta Carretas, Pocitos, Malvín, aunque no es solo un fenómeno montevideano", explicó.

Para localizar a las víctimas utilizan la guía telefónica y los llaman a la línea fija, cuando encuentran un nombre que podría ser de un adulto mayor. En general son personas que viven en edificios y tienen determinado poder adquisitivo.

Cómo prevenirlo

La Unidad de Víctimas y Testigos de la Fiscalía trabaja en coordinación con el Ministerio del Interior para atender a las víctimas, tanto en investigaciones en curso como algunas que recién se inician.

la directora de la Unidad, Mariela Solari, explicó a El Observador que las estafas dejan "secuelas importantes", por lo que trabajar en la prevención con otros organismo es la clave.

"Como cualquier persona que es estafada, no pueden creer que les haya pasado, se sienten culpables", explicó la directora. Además podría desencadenar en conflictos intrafamiliares y atribuciones de culpas que dejan a la víctima en situación de mayor vulnerabilidad.

Las recomendaciones para evitar caer en estas estafas van dirigidas tanto al adulto mayor como a su familia, explicó Solari. "En el caso de las víctimas, saber qué decir, cómo repreguntar si saludan pero no dicen el nombre, o si la voz parecer rara. Se puede cortar y volver a llamar".

En cuanto al entorno inmediato, se puede crear una lista de contactos para que, en caso de avisar sobre el secuestro de un famliar, la víctima pueda preguntar por esa persona a algún allegado o incluso en su lugar de trabajo, antes de creer en al versión telefónica.

El coordinador de la Secretaría de las Personas Mayores de la Intendencia de Montevideo, Leonel Molinelli, dijo que los discursos de estos delincuentes "son muy convincentes", y la mejor de prevenir la estafa es "estar atento". "Es muy poco probable que alguien lo llame para decirle que tiene un familiar secuestrado, lo primero que hay que hacer es sospechar", puntualizó.

En un caso así, lo primero que se debería hacer es llamar al 91 y aun familiar, por lo que remarcó la importancia de contar con una lista de teléfonos a mano para comunicarse de forma rápida.

Recomendaciones de la policía

- Cuando reciba una llamada telefónicay le digan: "¿Con quién hablo?", siempre responda "¿Con quién quiere hablar?" No brinde datos personales.

- No intente adivinar el nombre de quien lo está llamando.

- Si le mencionan que tienen a su hijo u otro familiar secuestrado, trate de no bloquearse psicológicamente, y pida ayuda a una tercera persona que esté más tranquila.

- Corrobore llamando al familiar que se menciona que lo tienen secuestrado u otras personas que sepan el estado de esa persona.

- Que los hijos adviertan a padres de avanzada edad, y en situación de vulnerabilidad, que ante alguna situación de estas características llamen rápidamente a su familiar para saber su estado o a la policía, antes de realizar un giro o entregar dinero.

- Póngase en contacto con el 911 o con la seccional de su barrio.

Suscripción a noticias