Pasar al contenido principal

Loading...

NOTICIAS

Defensa de tesis de la Maestría en Psicología y Educación: Ana Luz Protesoni

Imagen/Afiche
Cuerpo

"Desarrollo de las competencias para la clínica psicológica, en la formación del Licenciado en Psicología de la Udelar"


El pasado 16 de marzo la Prof. Agregada Ana Luz Protesoni defendió su tesis en la maestría de psicología y educación. El tribunal estuvo integrado por Prof. Mag. Fanny Rocha, Prof. Adj. Mag. Gabriela Bañuls y Prof. Adj. Mag. Ana Laura Russo. La Mag. Marta Elichalt tutoreó el proyecto y Mag. Gabriela Prieto la Directora Académica.

El trabajo realizado por Protesoni parte del  cuestionamiento acerca de cómo enseñar la clínica psicológica en tanto oficio, ciencia y estado del arte. Es así que construye una tesis que  trata sobre las competencias  formativas que el plan de estudios 2013 de la Licenciatura en Psicología promueve para la clínica psicológica, destacando el lugar que ocupan  los aspectos actitudinales en la enseñanza.

Utilizando una metodología cualitativa en la que aplica técnicas de análisis de contenido a las guías de unidades curriculares obligatorias del Instituto de psicología Clínica, entrevistas semiestructuradas a docentes de ese instituto y observaciones de aula, la autora buscó acceder a las concepciones de los docentes en torno a las competencias clínicas y las significaciones que le otorgan a la actitud clínica psicológica. Apuntó también a describir las situaciones áulicas  y comprender los procesos de enseñanza de la clínica psicológica en el escenario en que se producen estas prácticas.

En relación a los contenidos que componen las competencias  del psicólogo clínico, la investigadora destaca que los aspectos vinculados a la actitud clínica toman relevancia en las entrevistas, mientras que en las guías de cursos, adquieren preeminencia los contenidos vinculados con los aspectos cognitivos. En las observaciones de aula, también  éstos prevalecen por sobre la enseñanza de los aspectos procedimentales y los actitudinales.

La autora afirma que los aspectos actitudinales no son objeto de enseñanza a nivel explícito, en tanto no aparecen enunciados en los documentos escritos, ni son fácilmente observables en las prácticas de enseñanza realizadas en el aula.  En ese espacio se jerarquiza  el sustento teórico-conceptual de las herramientas por sobre la enseñanza de las destrezas o habilidades  para realizar procedimientos o las actitudes clínicas.

Gran parte de los aspectos vinculados a la actitud clínica psicológica, en las unidades obligatorias de psicología clínica, se trasmiten de forma no explícita quedando indiferenciados de los contenidos conceptuales y de las herramientas teórico- técnicas. Estos aspectos actitudinales pasan a formar parte del currículum vivido, del currículum puesto en acción, de ese currículum que se juega en el nivel de realización que se gesta con los actores, en el día a día a través de las prácticas docentes.

El formato del plenario instala el predominio de la metodología expositiva que jerarquiza los saberes vinculados al manejo de contenidos, conceptos o teorías. La numerosidad de los plenarios aparece como un obstáculo para los docentes que privilegian para la enseñanza de la clínica el trabajo personalizado, singularizado con el estudiante. Consideran que la relación que establecen con el saber y con los estudiantes, requiere de un posicionamiento similar al que se juega en el acto clínico. Conciben un enfoque clínico en la formación que implica una postura epistemológica, tendiente a construir y recuperar la interacción en el aula desde el conocer y escuchar al otro, ponerse en su lugar, al tiempo que escucharse a sí mismo desde las resonancias con el otro.

Protesoni destaca que el caso clínico es el recurso privilegiado para el desarrollo de competencias  integrales, pero se lo utiliza básicamente para ejemplificar el desarrollo conceptual y articular teoría práctica.  Y recursos tales como las obras pictóricas, los textos literarios o las películas, son utilizados para que el estudiante se acerque a las situaciones clínicas, desde la cotidianeidad. Si bien  buscan movilizar afectivamente al estudiante, promoviendo la identificación con la situación presentada y dan lugar a las resonancias afectivas, éstas no se retoman, por lo cual el recurso pierde su potencia.

A partir de la investigación Protesoni recomienda generar  acciones que permitan la progresiva profesionalización de la enseñanza universitaria. En lo que respecta a escenarios educativos multitudinarios propone trabajar con la numerosidad disolviendo la masificación y generando estrategias de enseñanza de la clínica psicológica que promuevan aprendizajes singularizantes. Lo que para la autora implica repensar las tres dimensiones de la enseñanza: qué se enseña, cómo se enseña y cómo se evalúa.

También propone generar recursos educativos que potencien el uso del CASO CLINICO, generando destrezas y habilidades en la  toma de decisiones y el desarrollo de actitudes clínicas, desde la singularidad en acción y no solo desde el deber ser.

 

Galería de fotos
Etiquetas para las novedades
Defensa de Tesis
Publicado el Viernes 24 Abril, 2015

Suscripción a noticias

2 + 0 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.